Securhábitat

¿Cuáles son los perros PPP y qué requisitos se necesitan para tenerlos de mascotas?

By 14 octubre, 2019 No Comments
perros PPP_opt

Cuando hablamos de perros PPP nos centramos exclusivamente en “Perros Potencialmente Peligrosos”, la pregunta es saber cuáles son esos animales tan peligrosos y quiénes deciden que son esos los perros que ponen en peligro a las personas.

Existe una Ley a nivel nacional que regula una serie de pautas de estos animales que se basa en la tenencia, adiestramiento y manejo, sin embargo, cada Comunidad Autónoma a añadido otros puntos a tener en cuenta.

La primera Ley fue en 1999, una normativa que determinaba cuáles eran los factores que influían en el comportamiento de los animales y su peligrosidad. Según esta Ley los perros PPP se definían según el ambiente, los factores genéticos y la manera de enseñarlos.

Exactamente, el artículo citaba lo siguiente: “animales que, perteneciendo a la fauna salvaje, siendo utilizados como animales domésticos, o de compañía, con independencia de su agresividad, pertenecen a especies o razas que tengan capacidad de causar la muerte o lesiones a las personas o a otros animales y daños a las cosas”.

Tras esta primera normativa que se impuso después de varios accidentes que llegaron a producir la muerte de varias personas en los años 90 se fue más allá y en se modificó una nueva Ley de 2002, donde se nombró una serie de razas de perros PPP.

Esa lista de perros son las siguientes:

  • Pit Bull Terrier
  • Staffordshire Bull Terrier
  • American Staffordshire Terrier
  • Rottweiler
  • Dogo Argentino
  • Fila Brasileiro
  • Tosa Inu
  • Akita Inu

Después del nombramiento de estos canes como perros potencialmente peligrosos, también se consideraron como tal los cruces de estas razas o aquellos que tienen un carácter agresivo o han sido entrenado para serlo. Las características que lo hacen animales peligrosos son las siguientes:

  • Un carácter marcado.
  • Pelo corto.
  • Fuerte musculatura, robusto, atlético, ágil y con resistencia.
  • Altura de entre 50 y 70 centímetros, peso menor de 20 kg y un perímetro de tórax de entre 60 y 80 cm.
  • Mandíbulas grandes y fuertes.
  • Cabeza grande
  • Cuello corto y ancho.
  • Costillas arqueadas, lomo corto y musculado.
  • Extremidades musculosas.

Bajo estas características también hay que nombrar como perros PPP las siguientes razas: Dóberman, Bullmastiff, Dogo de Burdeos, Mastín napolitano, Bóxer, Presa Canario, Presa Mallorquí, Bull Terrier, Dogo del Tibet.

Hay excepciones, estas son los animales que están adiestrados para trabajar con las Fuerzas de Seguridad del Estado, perros guías o los perros que están adiestrados para trabajar en centros reconocidos oficialmente, según queda reflejado en el Real Decreto 1570/2007.

Es importante tener claro estas normativas a la hora de tener un buen seguro para mascotas, pólizas que puedes contratar en Securhábitat, donde pensamos en ti, pero sobre todo en la seguridad de tu mejor amigo.

Perros PPP según la Comunidad Autónoma

Es extraño pensar en un perro peligroso que lo sea en una comunidad y no lo sea en otra, pero lo cierto es que así funciona esta normativa. Hay una Ley nacional que dictamina una serie de características que se deben cumplir, pero después cada una de las Comunidades Autónomas especifica porque un perro es más peligroso en un lugar que en otro o por qué se nombran más razas como peligrosas. Por ejemplo, estos son los perros peligrosos de estas Comunidades Autónomas:

  • Galicia: 15 razas de perros peligrosos.
  • Comunidad Valenciana: 14 perros PPP.
  • Cataluña: 13 razas de perros agresivos.
  • Baleares: 11 razas de animales domésticos.
  • Canarias: 10 clases de perros peligrosos.

Requisitos necesarios para tener un PPP

El dueño del perro peligroso debe tener en su poder una licencia por parte del ayuntamiento que le corresponda y cumplir las siguientes condiciones:

  • Ser mayor de edad y no estar incapacitado para el cuidado de una mascota.
  • No haber sido condenado. Delitos por lesiones, homicidio o contra la integridad física o moral, libertad sexual o salud pública.
  • Tener un certificado de aptitud física y psicológica.
  • Contratar un Seguro de Responsabilidad Civil por daños a tercero. Un seguro que puedes adquirir sin problemas en Securhábitat, debes tener en cuenta que la cobertura no debe ser menos de 120.000 euros.
  • Certificado de veterinario oficial para que indique que el perro se encuentra en perfecto estado y cuenta con tordas las vacunas.

Esta licencia tiene la validez de unos 5 años y tiene que ser renovada en cuanto finalice la validez. En caso de hacer algún cambio en los datos o que no vaya a renovar la licencia, tiene que ser informado en menos de 15 días en el ayuntamiento en el que está registrada la tenencia de mascota.

Multas y sanciones

Si no cumples la normativa de tenencia o trato de los perros PPP la multa puede ser desde 150 euros, si hablamos de una infracción leve, hasta unos 15.000 euros si es grave.

Las infracciones graves son por abandono, no tener licencia, vender a perros PPP sin licencia, adiestrarlo para realizar actividades prohibidas o fomentar su agresividad. Además, los perros de estas razas solo pueden ser adiestrados por expertos que cuenten con el certificado oficial.

Si quieres más información sobre el seguro para mascotas que sean de raza peligrosa no dudes en ponerte en contacto con los profesionales de Securhábitat y te dirán que tipo de contrato deberás adquirir para no tener ningún tipo de problema.